¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Volvió el manual Déjalo ir


La guía para aprender a soltar

Cambiar de opinión no es malo


A lo largo de la vida las prioridades van cambiando. Las cosas que son importantes para mí ahora no lo eran hace 5 años ni por casualidad. Creo que no hay casi nada que conserve como un must  actualmente que se corresponda con lo que creía y quería antes.

Gracias a Dios o al universo vamos evolucionando, antes pensaba que las cosas que hacían las personas que me rodeaban eran las que te llevaban por el camino correcto, que había que emplearse en una empresa,  pagar un alquiler aunque sea en una ciudad que no me gustaba porque era “mas barata para vivir”, y seguir el ejemplo de otros seres que tenían tanto o mas miedo que yo. 

Antes de tomar una decisión investigaba  cuánta gente había fracasado y cuántos lo habían logrado, y después decidía si las cosas que quería eran viables o no.

Por suerte pasaron los años, pasaron cosas feas y  otras muy lindas,  y el tiempo me dio qué aprender. Me di cuenta de que no siempre es un requisito aprender de los demás, en realidad sí lo es, pero que hay que elegir de quien tomar  los ejemplos: de las personas que creyeron en sus deseos, que los supieron formular, poner en voz alta,  que trazaron su propio planning  y echaron para adelante.

También supe que cambiar de opinión es sano, que no vale el “ahh no era que vos decías que tal cosa….”.  Si, vale, antes decía eso, pero ahora digo y pienso esta otra. Punto pelota. Estamos acostumbrados a tener una idea y pareciera que si uno la cambia esta cometiendo algún tipo de infracción. ¡Que tontería! que regla mas insana que nos hemos auto-impuesto.

Cambiar de opinión es lo que nos hace vivir, elegir cómo pasar el día a día, pensar que un trabajo ya no nos gusta es perfecto, es crecimiento, aceptar que una pareja ya nos nos hace felices es tener coraje de ser sincero con uno mismo. 


Lo mejor que podemos hacer es ser honestos con nosotros mismos. porque el entorno puede darte muchas cosas, pero la persona que va a estar el resto de tu vida a tu lado va a ser tu propio yo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.