¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Escritura de emociones * meditación

Tomar decisiones


  • Una de las sensaciones que más confusión nos puede ocasionar es cuando llega el momento de tomar una decisión. En los tiempos que corren tal vez pasemos más a menudo de lo que quisiéramos  por esta situación debido a que nuestro hábitat se ve trastocado  por preocupaciones financieras y sociales, lo que hace tambalear nuestro lado afectivo.


Así es que: problemas económicos pueden derivar en problemas familiares y estos repercutir en la salud. Es una cadena a la que si no le damos un corte nos hará envolver en un círculo vicioso del que será muy difícil salir.

 ¿Cómo afrontar la toma de decisiones?

Primero que nada: No intentar dirigir la corriente de las aguas, las aguas fluyen solas: ante todo confiar en los recursos que se tienen. Pienso que nos  han entrenado para ver la falta en todo y no ver los recursos con los que contamos

Si nos comparamos con otra persona , es probable que encontremos miles de motivos por los que desvalorizar nuestro trabajo, pero si indagamos  dentro de nuestro, veremos que tenemos una fuente de ideas sin aprovechar, que no las sacamos a la luz por miedo a que parezcan una tontería.

Un ejemplo personal: Cuando decidí dejar mi trabajo en plena "crisis" (y lo pongo entre comillas porque  creo que es un monstruito que creció porque le dimos de comer) en ese momento, todo el mundo y con muy buenas intenciones me decía que era una locura, "dejar  un trabajo fijo, en los tiempos que corren" (si contara las veces que escuché esa frase textual llegaría a un millón). Pero había dentro mío una voz que se había hecho tan potente que casi dirigía mis actos, yo sabía y nunca dudé de que era lo mejor que podía hacer con mi vida y que no había mejor momento  que ese para hacerlo. Y no me equivoqué.

Ojo, no estoy alentando a que la gente se declare harta y deje sus empleos por las buenas, sino que animo a que busquen la respuesta dentro suyo. En el interior del ser humano están todas las respuestas.

Me acuerdo cuando empecé el primer año de la universidad, hablábamos con mi amiga Ferni sobre los chicos y nuestros problemas amorosos, una vez ella me dijo con dieciocho añitos "uno siempre sabe las cosas". En aquel momento éramos  muy jóvenes como para buscar este tipo de conocimiento en nosotras mismas, pero con los años me fui dando cuenta de que realmente las respuestas las teníamos dentro. 

¿Cómo podemos saber cual es la respuesta?

Como dicen a veces en las series de TV  a la hora de resolver un hecho policial: normalmente la hipótesis mas sencilla es la correcta. Trasladado a la toma de decisiones personal, sería que, de acuerdo a cómo se siente tu cuerpo con la opción que barajes, esa será la correcta. 

Observar las emociones físicas es una gran revelación, el estómago, el pecho, la cabeza. Si tu cuerpo se siente más a gusto con una decisión determinada te lo hará saber. ¿Y como podemos llegar a esto?: Cerrando los ojos, siendo sinceros  y coherntes con uno mismo y buscando la respuesta, el inconsciente mismo te guiará.

La mayoría  de las veces no hace falta forzar las cosas, el río corre solo y te va guiando con hechos diarios, te va mostrando salidas, opciones, solo tenemos que estar atentos y elegir la que más se adapte a nosotros. Sin miedo de innovar y sin prejuicios de que porque antes a alguien esta idea no no le haya funcionado. Tal vez para ti sí funcione

Un abrazo, 

Candela 

No hay comentarios

Publicar un comentario

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.