El diccionario de síntomas: Dolor menstrual

Hoy vamos a inaugurar sesión, "El diccionario" de síntomas. De a poco iremos viendo algunos síntomas que se repiten tanto en el plano corporal como en el plano de la vida diaria. La entrada de hoy la vamos a dedicar a un tema  que toda mujer conoce, el de la dismenorrea  o mejor conocido como "dolores femeninos" o "síntomas premenstruales" (que suele ser más que pre ya que a veces se alarga bastante). Se trata de el dolor de toda la musculatura pélvica, antes y durante la menstruación.  





Estos dolores se producen por la contracción de la pared muscular del útero, los músculos del útero se contraen y con estos movimientos facilitan la descomposición y salida de la sangre al exterior.Estas molestias a veces son muy intensas, incluso pueden verse potenciadas por sustancias químicas que el mismo cuerpo emite.

Sabemos que los síntomas tienen un sentido biológico, y la menstruación es la máxima expresión de femineidad en una mujer, es el momento de deshacer del refugio construido dentro del útero para comenzar a armar uno nuevo donde  alojar otra vida,  es la declaración total de la condición de mujer.  

Entonces: ¿que significan los dolores femeninos?

En ellos podemos encontrar un rechazo a la condición de ser mujer, una oposición  al principio de femineidad que le permite desenvolverse como tal. Tal vez se sienta que al ser  mujer juega en desventaja, que no puede optar a las posibilidades que le daría la vida si fuese un hombre. 

También puede deberse a a causas heredadas de las generaciones anteriores, haber vivido en un ambiente donde las mujeres eran las fuertes de la familia, las sostenedoras y las solventadoras de problemas, que no podían permitirse ningún signo de debilidad, entonces la menstruación no era mas que un estorbo. De la misma manera habrá que averiguar también si en  el ambiente donde creció la persona las mujeres eran dominadas, se doblegaban y entonces su condición les jugaba en contra. 

Por otro lado en muchas culturas se suele relacionar al cuerpo femenino con lo sucio y pecaminoso, pero incluso en la cultura occidental, cada vez desarrollan mas productos y hacen mas bombardeos publicitarios de productos femeninos para higienizarse y que "no se note nada", estamos educados a esconder nuestro ciclo por que hemos crecido en la creencia enormemente equívoca de que es algo bastante asqueroso. 

El ciclo menstrual es parte de la vida, y es la condición sine qua non para que la vida del ser humano continúe. Luchar contra ella es quijotesco, es luchar contra molinos de viento. Aceptarla es ser capaces de amar y dar amor desde lo que somos.  

Suscríbete y no te pierdas nada!

* indicates required