¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Escritura de emociones * meditación

La teoría de las ventanas rotas

      Hace unos días he dado con algunos artículos que abordaban la teoría de las ventanas  rotas. Se trata de un experimento sociológico que se llevó a cabo en la universidad de Standford en el año 1969.

El experimento constaba de dos partes, y la primera consistía en dejar un coche abandonado en el Bronx, uno de los barrios más controvertidos de Nueva York en cuanto a delincuencia. Como era esperable, a las pocas horas de haber sido dejado el coche allí, comenzó a ser  abordado, usurpado, y desvalijado por los vándalos. En tres días no quedaba nada que sirva en él.


La segunda parte del experimento consistía en tomar un coche exactamente igual pero dejarlo en el barrio de Palo Alto, California, una de las zonas más ricas del estado. El resultado fue que al cabo de una semana el coche seguía intacto. Entonces el experimentador decidió hacer algo más: rompió una de las ventanas y causó algunas abolladuras en la carrocería del coche. El resultado fue que a las pocas horas, el coche estaba tan desvencijado como el del Bronx.

La conclusión que se sacó en base a este experimento, fue que que hace falta una sola señal de descuido para que se dispare la interpretación de abandono. En investigación sociológica  se llamó a este experimento  "Teoría de las ventanas rotas". Es un hecho bien sabido por los ayuntamientos y  las autoridades,  que una sola pintada en una pared lisa, si no se limpia de inmediato, desencadenará una obra completa de graffitis, así como una sola ventana rota en un edificio será la señal de que puede ser ocupado.

Esta teoría es aplicable también a la vida. Muchas veces nos descuidamos y emitimos este tipo de señales.  El hecho de abandonarse  o dejar pasar por alto ciertas situaciones, puede convertirse en un camino sin retorno, en un círculo vicioso que podría evitarse.

Las relaciones

¿Cuántas veces hablamos de mal modo a alguien o alguien nos ha habla mal a nosotros?
Suele comenzar cuando alguien dice algo que molesta al otro, pero este otro no lo para desde un primer momento o no le hace saber qué es lo que le molesta. Entonces se convierten en costumbre las malas contestaciones, bromas a costa de otra persona y en el peor de los casos insultos o maltratos. Esa es otra ventana rota que se debe reparar exactamente en el mismo momento

La salud

Cuando se lleva una temporada de comer sano y hacer ejercicio con regularidad, es probable que saltarse la rutina una, dos, tres veces, sea el disparador para abandonarlo todo. Es una ventana rota que si no se repara en el momento ocasionará que caiga todo en el olvido.



La imagen personal

Nos convertimos en la imagen que damos. Somos lo que vestimos, cómo nos manejamos en la sociedad, la manera en que hablamos. Pienso que guardar la ropa buena o los zapatos caros solo para ocasiones especiales que llegan una o dos veces al año es desaprovechar la oportunidad de ponerse en sintonía con la abundancia. Usar lo mejor que tengamos es mostrarle al universo que estamos en la vibración correcta.




Las ventanas rotas son señales. Son significados que nos sirven a nosotros mismos para ver dónde estamos posicionados y qué es lo que queremos. Sirven también para los demás, ya que a partir de las señales que emitimos, nuestro entorno se guiará en cuanto a manejo y trato para con nosotros. Por eso es importante que en cuanto generemos una señal que no queremos en nuestra vida hagamos lo necesario para cambiarla, y que sea lo mas rápido posible. Porque si dejamos pasar el tiempo, tendrá un efecto acumulativo capaz de conducirnos a un punto del que será muy difícil retornar.


2 comentarios:

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.