¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Volvió el manual Déjalo ir


La guía para aprender a soltar

El aprendizaje de conocer el mundo


foto



“Cuando termine los estudios, cuando consiga ahorrar dinero, cuando me case, cuando me compre la casa,  cuando los chicos crezcan, cuando me jubile"

¿Cuanto tiempo más vas a postergar la posibilidad de explorar todo lo que el mundo tiene para ofrecerte?


Estas y algunas más son las excusas que normalmente hacen su aparición cuando alguien tiene el deseo de viajar pero lo posterga, una excusa lleva a la otra y así van pasando los años… y la vida. 

Está muy bien plantearse estas cuestiones cuando no se tiene realmente la inquietud de hacerlo, pero si lo deseas y no te lo permites por una cosa u otra, entonces esto no es nada bueno, porque  cada vez que no somos coherentes con que decimos-queremos-hacemos, se entra en una incongruencia que se refleja en  todos los ámbitos de la vida. 

Si todavía te lo estás pensando, te enseño algunas cosas que te van a animar a hacerlo, y hacerlo, cambiará la perspectiva de tu mundo: 


Se disfruta el antes el durante y el después

Los viajes te regalan experiencias, que como todas las experiencias son únicas. Puedes disfrutar desde el momento en que solo es un proyecto que está en tu cabeza, y tambien haciendo las maletas, subiendo al avión, viendo por primera vez las cosas que siempre habías visto en fotos de otros, y disfrutas de la misma manera cuando se convierte en un recuerdo. Es una vivencia que estará guardada en un lugar de tu mente para siempre, y disponible para que recurras a ella cuantas veces quieras.

Descubres que estar solo con uno mismo es un regalo

Si antes veías a la soledad como algo negativo o te causaba respeto, viajar es una buena oportunidad para aprender de ella. Creo que aprender a estar solo con uno mismo  es uno de los mayores desafíos al que nos podemos enfrentar, y cuando lo logras es maravilloso. En una época me había hecho adicta a viajar sola, realmente lo necesitaba, con mis propios horarios y total libertad de qué hacer ante un nuevo día, sin depender de otras personas o de tomar decisiones en grupo que a veces son agotadoras. Como experiencia lo recomiendo cien por cien, al menos una vez en la vida tienes que viajar solo. 

Te quitas prejuicios de otras culturas

La mayor parte de lo que conocemos de otras culturas es por lo que vemos en los medios de comunicación. Y a ellos siempre les va a interesar mostrar la peor parte de las cosas, porque de alguna manera es lo que esperamos ver, es lo mantiene el morbo, lo que genera las creencias mundiales y lo que vende. Pero cuando viajamos y tenemos contacto con la realidad, somos capaces de sacar nuestras propias conclusiones, sin opiniones que se interpongan.

Al conocer otras costumbres y civilizaciones con su propia historia, es posible que te quites una mochila de prejuicios y ver a los demás como son, tan íntegros y esenciales como tú. 

No te vuelvas loco sacando fotos, solo importa el ahora

A mí nunca me gustó demasiado sacar fotos en los viajes, antes no sabía porqué pero ahora que me conozco más a mi misma lo sé perfectamente. Estar detrás del objetivo de la cámara o de la pantalla del móvil para capturar el momento no me permite vivir el aquí y ahora de lo que está pasando, de este momento que será único e irrepetible. Prefiero caminar sintiendo el aire en mi pelo, el sol en mi cabeza, disfrutar oliendo el aroma del ambiente y dejándome llevar, prefiero todo eso antes que detenerme a sacar fotos. 


No lo pienses mucho, es solo un clic

Una vez que tomas la decisión es solo hacerlo. Pero no tardes mucho en tomarla, Yo creo firmemente que si te está rondando por la cabeza una  idea determinada es porque es un hecho que tiene que hacerse, y que tiene todo a su favor para que sea un éxito, de otra manera no estaría allí rondándote. El mejor momento es ahora, no lo dejes para más adelante porque corres el riesgo de que ese día al final nunca llegue si te distraes por el camino. 


Cuando la decisión está, las condiciones aparecen solas

Esto es así y está comprobado por mí y por cientos de personas más. Puedes tener millones de excusas y todos los vientos en contra, pero cuando tomas una decisión, las condiciones para hacerlo aparecen solas, y esto es aplicable a todos los aspectos de la vida. El hecho de viajar solo te demuestra que eres capaz de hacer todo lo que quieras en tu vida, que no hay límites para vivir y explorar el mundo tan hermoso en el que vivimos. 

 ¡El mundo es de lo que se atreven! 

Con cariño, 

Candela 


4 comentarios:

  1. Y que así sea! Estoy viajando hace apenas 20 días y hasta el momento vengo sintiendo como una revolución con todo lo que la palabra connota: lucha, derrota, victoria, conquista... Me queda mucho por delante aun y ya me estoy agradecido por darme la oportunidad de haberlo decidido! Me propuse 6 meses por el Sudeste asiático, Myanmar, Nepal e India, lugares bien distintos a lo conocido y esta siendo una experiencia absolutamente enriquecedora!
    Genial el artículo, Cande!

    ResponderEliminar
  2. Lucas! vos sos un ejemplo a seguir de coherencia y de tranquilidad de que todo, pase lo que pase siempre va a estar bien, y este viaje que te has regalado esta lleno de aprendizajes que seguramente estarás absorbiendo ara hacer m´ss y más rico interiormente!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Candela por el post! Me ha encantado. En especial la frase "Cuando la decisión está, las condiciones aparecen solas", creo firmemente en esa filosofía de vivir la vida y las cosas que nos suceden. Gracias por tu blog y por un post con tanto mensaje como este. Un cariñoso saludo y Feliz dia!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, muchas graciasd a os por tu bonito mensaje, me alegro tanto de que te haya llegado! un abrazo :)

    ResponderEliminar

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.