¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Escritura de emociones * meditación

Quienes te enervan te enseñan



Por más buenas personas que queramos ser, amables, simpáticas, agradables, siempre positivas y con los ánimos apuntando hacia arriba la mayor cantidad de tiempo posible, es necesario admitir que somos seres humanos y hay veces que mandaríamos todo y a todos a paseo porque ya no nos aguantamos ni a nosotros mismos. 
Creo que cualquier situación que se nos presente como un reto es porque hay algo que sacar de allí. Generalmente es una lección anidada que,  lejos de querer teñir con esto nuestra vida con un tinte pedagógico, la intención mayor siempre es pulir nuestros propios bordes, aquellos que nos hacen daño en contacto con los demás, y no nos permiten ser íntegros. admitamos que cuando tenemos un reto que enfrentar es una oportunidad que se nos brinda de conocernos aún más nosotros mismos. 
Muchas veces estas situaciones complicadas se presentan con forma  humana, por medio de esas personas que forman parte de nuestro entorno social o de nuestro desempeño laboral, familiar o educativo. Son aquellos con  quienes sentimos que, a pesar nuestro esfuerzo sobrehumano por sobrellevar una relación mano a mano, tenemos que lidiar día a día, porque hagamos lo que hagamos nos resultan drenantes. Por mucha buena actitud que le pongamos, por muchas frases positivas que repitamos y ejercicios de respiración practiquemos, es probable que en un momento dado (o en muchos) sintamos deseos irrefrenables de salir corriendo en el mejor de los casos (a veces se sienten cosas un poco peores).
Te voy a dejar una táctica que a mí me sirvió para que implementes con esas personas te parece que te sacan de las casillas diariamente. Practica lo siguiente:
Cierra los ojos y piensa en esa persona tal cual es, mírala con sus características físicas y con su personalidad, ¿cómo la percibes? Deja que las respuestas vengan hacia ti sin juzgarlas como correctas o incorrectas. Tal vez veas a esa persona un poco cansina, discutidora, peleadora o cómo sea que sientas tú que es, solo observa y acepta lo que ves. 
El siguiente paso es que pienses que esta persona tiene o tuvo en algún momento a alguien que la amó. Tal vez una mamá que la sostuvo en sus brazos para darle de mamar, una abuela que la llevó de la mano a la plaza para que juegue, un papá que le enseñó a leer, una pareja que la espera para cenar y que la ve maravillosa, un hijo que la ama. 
Poco a poco verás como la vibración de tu sensación va cambiando.
A continuación cierra los ojos, relájate y déjate llevar para responderte con una mano en el corazón lo siguiente: si le preguntaras a esa persona qué es lo que  te está enseñando de ti mismo con su forma de ser y de actuar ¿Qué sería? 
Por último agradécele mentalmente cómo es, porque te está dando la oportunidad de subir un nivel más en el camino de tu propio conocimiento, porque te está mostrando por dónde “haces aguas”, para que dirijas tu atención al sitio que corresponde y te pongas a trabajar en ello. 

Que tengas una hermosa semana, 
Candela.

PS: Está disponible el programa El Faro ¡que te hará empezar el 2016 con todo! te ayudará a diseñar tus verdaderos deseos, a  planificarlos, a mirar dentro de tuyo y  a vencer obstáculos. Para más información Click debajo de la imagen. 
¡Empezamos en enero!



No hay comentarios

Publicar un comentario

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.