¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Escritura de emociones * meditación

Si no encuentras con quien, hazlo sola




Hace poco mi coach Clarissa (a quien estoy constantemente agradecida por sus aportes) compartió este mensaje en su muro de Facebook  que me pareció encantador. Lo que refleja es la mejor enseñanza que he adquirido en la vida y no puedo estar más de acuerdo. Tengo a mi favor que disfruto bastante de la soledad, y tengo también la suerte de que cuando quiero estar acompañada, siempre, siempre, siempre  encuentro a alguien por el camino que me sorprende y lo hace más feliz.

No dejar de hacer cosas por miedo a hacerlo sola a veces lleva su tiempo, pero llega un momento que no nos queda otra opción, y me refiero a emprender cualquier tipo de camino vital, no solo al terreno de los  viajes, sino también  a proyectos personales en los que tú crees,  o a desarrollar un tipo de pensamiento que derive en una manera de vivir distinta a la de los demás,  saliendo de las opiniones colectivas hijas directas de las noticias de la  televisión y los diarios. 

Depender de otra persona en cualquier sentido te atasca. Esperar que alguien en concreto tenga tiempo y ganas de coincidir contigo en cualquiera que sea tu proyecto de vida solo hace que el tiempo corra y que tal vez ese momento no llegue nunca. Si el cuerpo te pide que hagas algo no lo dudes, ese es el camino que al menos hoy es para ti. 

Tengamos en cuenta que las personas que no nos acompañan no lo hacen porque solo porque no quieren,  sino porque por el motivo que sea, no pueden hacerlo, y porque -seamos sinceras- nadie tiene la obligación moral de acompañarnos, el otro está en todo su derecho de desistir, como tú en el tuyo de hacerlo de todas formas. 

En mi caso no suele costarme demasiado hacer mis propias historias, aunque en ocasiones siento que se me va un poco la mano y necesito hacer un esfuerzo extra para volver a conectar con mi entorno. Ningún extremo es bueno, solo es cuestión de vigilar mantenerse en un equilibrio sano, que te permita disfrutar sola y con los demás, sin generar dependencias ni expectativas. 

Tomar responsabilidad sobre los propios deseos nos libera, hace que todo dependa de una misma, lo cual es fantástico ya que acorta muchos pasos, te allana el camino y solo te exige limar las asperezas que aún no permiten que llegues a donde quieres llegar. 

Con cariño,

Candela. 








2 comentarios:

  1. A mí me pasa lo contrario, siempre he querido emprender sola, pero en todas partes te repiten que no se puede, que es muy difícil, que requieres un grupo de trabajo y eso me hacía dudar.

    Este post me revela que está bien comenzar sóla y tal vez en el camino quiera que alguien me acompañe.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez puedas ir probando de a poco, sin lanzarte a la piscina ni "quemar las naves", aunque se para ver qué tal te sientes, cómo está a situación en tu campo escogido e investigarlas distintas maneras de llevarlo a cabo :)

      Eliminar

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.