¿QUIERES RECIBIR MIS CARTAS SEMANALES EN TU EMAIL?

Escritura de emociones * meditación

Recursos para tu autoestima: una chica fuerte y visionaria (I)



Hoy empezamos esta  segunda serie de verano, como ven, esta temporada tenemos mucho trabajo por hacer y aunque por aquí estemos de vacaciones, no es excusa dejarlo todo para septiembre, porque una misma no se puede dejar para más adelante, nunca.

Este fue el  segundo tema a tratar más votado en la encuesta, y la verdad me hace feliz abordarlo, porque estoy un poco agobiada de las formulas clásicas de "cómo mejorar la autoestima", me gustaría hablar con la verdad de lo que yo conozco y he experimentado, que va más allá de hacer dieta, gym y decirse cosas lindas a una misma.  Así que empezamos ya.

Muchas veces me pregunto: ¿Por qué siempre,  absolutamente todas las personas  desarrollamos una importante cuota de falta de seguridad en una misma?

Cuando veo en las redes sociales las fotos de los bebes de mis amigas,  noto en sus caritas tanta inocencia y pureza, que parecen (y realmente están) ajenos a este mundo que  luego, a medida que van creciendo, los va tallando a su medida, moldeándolos cada vez más como el entorno.

No creo que realmente vengamos a la vida como una tábula rasa, una tabla en blanco sin escribir como sostiene la corriente filosófica de John Locke, porque ya nacemos con un cierto bagaje ancestral, y porque estamos íntimamente conectadas con las emociones y vivencias de nuestra madre cuando estamos en su vientre, lo que considero que hace completamente imposible que lleguemos a a vida en blanco.  Pero lo que sí creo, es que nacemos con una inmensa cuota de inocencia y de ganas de descubrir, simplemente porque no conocemos el mundo, y tenemos que aprender a conectar con él.

A media que pasa el tiempo nos relacionamos, claro, esto es absolutamente necesario para nuestra supervivencia, porque durante el primer período de vida el ser humano necesita del otro para sobrevivir, y aquí está el primer punto donde nuestra autoestima empieza a tallarse. Si bien venimos inocentes y sin opiniones o criterios sobre nosotros, ya que un bebé no se para a pensar en su belleza, sí que empezamos a hacerlo a medida que crecemos, a una edad muy temprana.

Nuestra supervivencia depende de nuestros mayores, y de alguna manera tenemos que encajar en nuestro grupo de pertenencia para ser aceptados, porque ser aceptados significa pertenecer, y pertenecer es muy importante para seguir viviendo, entonces el niño empieza a hacer lo que su entorno considera correcto, y a fuerza de error y corrección,  es como la persona se va forjando como parte de la sociedad.

Si pensabas que hay  personas que no tienen ningún tipo de inseguridad, aquí estála clave para que sepas que no es así. Todas las personas del planeta y del espacio exterior tenemos de alguna manera u otra miles de inseguridades, porque ser parte  y agradar para ser aceptadas es algo extremadamente agotador, pero fundamental.


¿Cómo afecta esto a la autoestima?

Hay muchos patrones externos que nos marcan el paso. Nos indican el cuerpo que deberíamos tener para encajar, la dentadura políticamente correcta que debemos ostentar y el trabajo-familia socialmente aceptado para recibir apoyo y protección. Y así lo hacemos durante años sin chistar, o al menos luchamos a capa y espada para hacerlo, seguimos dietas, gastamos miles de dólares en fundas dentales, y a veces  mantenemos trabajos que nos hacen bastante desgraciadas, porque claro, hay que poder hacer frente a todo lo que la sociedad-clan-lugar de pertenencia nos indica y espera de nosotras, porque debemos encajar, ya que si no encajamos, "todo mal".

¿Y para que?, al fin y al cabo vamos todos hacia el mismo sitio, y al final de nuestras vidas si hacemos la cuenta, habrá sido un sinnúmero de acumulaciones de cosas hechas solo para ser aceptadas.

Y ahora hablo en femenino: antes de empezar a ejercitar el músculo  de la autoestima en los próximos capítulos, te voy a dejar con el paso previo y fundamental, porque mi forma de trabajo es esta, yo nunca animo  a las personas a enfocarse solo en el exterior y en su objetivo, sin antes resolver lo que está dentro, las ideas que hacen mella en tus barreras.

Así que te dejo como tarea tarea semanal pensar  una posible respuesta a la siguiente pregunta:  

¿Piensas que hay algo que estás haciendo solo para ser aceptada, pero en el fondo te hace un poquito/ bastante/tremendamente infeliz?

Gracias por seguir esta serie, por entender mi forma de expresarme o hacer el esfuerzo de entenderme, si ti yo no escribiría. 

¡Hasta la semana próxima!

Candela 



PD: La semana pasada, Laura de Healthy Freedom y yo, grabamos una charla donde tocábamos el temas de nuestros sueños, que encaja perfectamente como eslabón entre la serie anterior que acabamos de terminar y esta nueva que comienza hoy, así que acá te la dejo.






No hay comentarios

Publicar un comentario

¿Qué te pareció este artículo?

© Bioplanning • Theme by Maira G.